Urgente la contratación de retenes de maquinaria para prevención de incendios forestales en Segovia


  • 26 de julio de 2020

  • Segoviaudaz

El Consejo de Gobierno de la Junta declaró hoy de emergencia el servicio de retén de maquinaria y obras de repaso de cortafuegos para la prevención y extinción de incendios forestales en las zonas norte y sur de la provincia de Burgos, ubicadas en la zona de Trespaderne y a las afueras de Burgos capital, por valor de 130.724 euros, y en la provincia de Segovia, de 69.773 euros. Esos contratos tienen por objeto la prestación de un servicio de retén de maquinaria que permita una movilización de forma inmediata cuando sea necesaria su intervención en un incendio forestal, debiendo estar máquina y personal disponibles.


Desde la Junta explicaron que deberán ocuparse del mantenimiento y mejora, en el caso de la provincia de Burgos, de 8,860 hectáreas de cortafuegos en la zona norte y 10,780 hectáreas en la zona sur, y en el caso de la provincia de Segovia, 48,55 hectáreas, que permitan reducir la peligrosidad y el efecto de los incendios en determinadas zonas. Dichos trabajos se llevaran a cabo preferentemente en Época de Peligro Alto, cubriendo el período en el que la máquina no esté de retén con la distribución que determine la dirección facultativa y siempre en periodos mínimos de cinco días.


Los retenes están integrados por: un tractor de cadenas (buldócer), una góndola, un vehículo señalizador (vehículo todo-terreno ligero) junto con el personal necesario (mínimo un maquinista y un conductor de góndola durante las 24 horas del día) para el manejo de los mismos, de forma que se cumplan con los tiempos de trabajo y descanso establecidos en la normativa vigente.


Deberán estar presentes en el lugar establecido por la Administración durante 10 horas al día para salir inmediatamente cuando sean movilizados a un incendio, debiendo permanecer el resto del día en situación de disponibilidad, es decir, localizables telefónicamente o por emisora para una vez dado el aviso salir hacia el incendio en un tiempo máximo de 30 minutos.


El plazo de ejecución de los contratos va desde la firma del mismo hasta el 30 de noviembre de 2020 y abarcará: en el caso de la provincia de Burgos, 75 días como retén y 17 días en disponibilidad en Trespaderne, y 80 días como retén y 10 días en disponibilidad en el retén de la capital; y en el caso de la provincia de Segovia, 60 días como retén y 32 días en disponibilidad, siendo en sendos casos la dirección facultativa la que determina su distribución.


León y Zamora


La Junta de Gobierno también declaró de de emergencia el acondicionamiento y mantenimiento de cortafuegos en las provincias de León, en la comarca de La Bañeza, y en varios montes de utilidad pública en los términos municipales de Quintana y Congosto y Castrocontrigo, por un importe del contrato de 71.234 euros, así como obras de mantenimiento de cortafuegos en la comarca zamorana de La Carballeda, por un importe de 71.098 euros.


Los contratos de ambas provincias tienen por objeto la realización de trabajos de limpieza y mantenimiento en óptimo estado de utilización de la red cortafuegos, de forma que se pueda cortar el avance de posibles incendios, facilitar la rápida llegada a las zonas del monte con mayor riesgo, así como disponer de maquinaria pesada que pueda utilizarse en trabajos de extinción de incendios.


En la provincia de León, los trabajos se ceñirán a los montes de utilidad pública nº 71, 75, 76, 80, 81 y 82, situados en la comarca de La Bañeza, en concreto en los términos municipales de Quintana y Congosto y Castrocontrigo, y deberá utilizarse un tractor de cadenas tipo Bulldozer.


En la provincia de Zamora, los trabajos se ceñirán al monte de utilidad pública 112 ‘Velilla’ y a otros situados en la comarca de La Carballeda, en concreto en los términos municipales de Muelas de los Caballeros, Espadañedo, Justel, Manzanal de los Infantes y Peque y para ello se utilizará un tractor de cadenas tipo Bulldozer.


El plazo de ejecución del servicio comprenderá desde la fecha de la orden de declaración de emergencia, el 23 de junio de 2020, hasta el 30 de noviembre de 2020. La suspensión de los plazos administrativos por la declaración del estado de alarma impidió la tramitación ordinaria de este expediente.

Compartir en: