¿Sabes venderte? Aprende a crear tu propia marca personal


  • 27 de diciembre de 2020

  • 20 Minutos

Hay que saber venderse y crear nuestra marca personal ('personalbrand').

El mundo digital nos brinda multitud de herramientas y canales para hacerlo.



En un entorno laboral tan deprimido como el actual, esperando que se inicie la era poscovid, tenemos que saber sobresalir y destacar de entre el resto de candidatos a un empleo. Hay que saber venderse y para ello hay que crear nuestra propia marca personal (personalbrand).


Para ello el mundo digital nos brinda multitud de herramientas y canales, como redes sociales y blogs, para mostrar al mundo nuestro valor como profesionales. Sin embargo, una marca personal es mucho más.


Hay que gestionar la marca personal como si de una empresa se tratara

Crear nuestra propia marca tiene muchas ventajas: controlar nuestra vida y nuestra carrera; diferenciarnos y aumentar nuestro valor; facilitar las decisiones que los demás tienen que tomar sobre nosotros; generar los recursos que nos ayuden a alcanzar nuestros objetivos; y, además... lo más importante, mejorar como personas.


“Desarrollar una buena marca personal nos va a ayudar a ser percibidos como referentes, a convertirnos en profesionales solicitados y eso nos dará más opciones a la hora de elegir empleo”, explican desde Udemy, una plataforma de formación en línea.


Hay que gestionar nuestro proyecto de marca personal como si de una empresa se tratara, siguiendo algunos pasos:


Fijar el propósito: hay que definir los objetivos y la meta que queremos alcanzar.

Qué ofrezco: tenemos que conocernos bien, nuestras cualidades, habilidades, identificar qué nos hace valiosos para los demás, algo así como comprender cuál es nuestro producto que nos hace útil.

Identificar a nuestro público: para desarrollar una estrategia de posicionamiento personal hay que tener en cuenta a quienes nos rodean, es el equivalente a ‘nuestro mercado’ (nuestra audiencia, competidores, etc).

Posicionarse: es una fase clave, debemos identificar los atributos que nos diferencian, que nos distinguen del resto y nos hacen dejar huella.

Darse a conocer: llega el momento de comunicarlo a los demás. Tenemos que crear los mensajes adecuados para llegar a nuestro mercado y elegir los canales de comunicación a través de los cuales nos vamos a promocionar, desde el networking hasta las redes sociales, desde hablar en público hasta escribir artículos.

Trabajar el ‘envase’: por último, falta pulir cómo nos presentamos, nuestra imagen. Aquí se incluye desde la imagen personal, el CV, los perfiles de redes sociales o una tarjeta de visita. La imagen forma parte de nuestra marca.

Compartir en: